EN LA TRIBUNA DE CIUDAD REAL, UNA GUERRERA EN CHILE

MARITE GUERRERO

Faltaban unos minutos para las ocho de la tarde del miércoles, hora local, cuando Chile comenzó a temblar. «Estaba en la calle esperando a un amigo, y me alegro de que el terremoto me pillara fuera, porque en el interior de los edificios la sensación es mucho mayor». Habla Mariate Guerrero, una ciudadrealeña de 23 años que lleva dos trabajando como guionista de publicidad en Santiago, la capital de Chile, y que vivió el terremoto que alcanzó los 8,4 grados en la escala Richter que dejó un salto de diez muertos y un millón de evacuados en primera persona, tal y como lo relata a La Tribuna.
Vivir en Chile supone convivir continuamente con pequeños temblores de tierra. «Duran poco tiempo y no suelen ser grandes, pero éste empezó notándose mucho, y fue muy prolongado», explica la joven de Socuéllamos, que recuerda que en el terremoto del año 2010, que provocó alrededor de 800 fallecidos, tuvo un comienzo muy similar. «Empezó como una gran sacudida muy prolongada y luego llegó el latigazo final, y ése era el miedo que teníamos, que después de la sacudida de varios minutos viniera algo más fuerte», explica.
Esta vez no sucedió, y lo que siguió al temblor de tierra fue una reacción aplicada «de una población muy concienciada y bien informada después de lo que sucedió en el año 2010», asegura Guerrero, que se reconoce «sorprendida por la serenidad con la que actuó la población». En la capital, el seísmo alcanzó una magnitud de 7,4 grados, y a pesar de que la peor parte se la llevó la zona norte del país, también en Santiago se dejaron sentir sus efectos. «Después de un terremoto como éste siempre hay un corte de luz, y cuando la electricidad se fue buena parte de la población ya había salido a la calle, buscando la zona más segura ante posibles réplicas, y lo hacían cargados de mantas y linternas para estar preparados para lo que pudiera dar de sí la noche». Esa organización evitó también daños mayores con el posterior tsunami, que inundó la zona más próxima a la costa pero no se adentró en grandes zonas de terreno.
«La incertidumbre siempre está ahí cuando hay un aviso de tsunami, pero en ese sentido el país también está mucho más preparado que hace cinco años, y enseguida se produjo la evacuación de las zonas costeras en las que había peligro por la llegada de la ola», recuerda la joven. De su vivencia del terremoto recuerda, sobre todo, una sensación, «la de no saber si el temblor va a parar o va a continuar, y el miedo sobre todo a que vaya creciendo por momentos», pero reconoce que vivir esa situación acompañada de amigos, como le sorprendió el seísmo, «lo hizo más llevadero, aunque si hubiera estado sola tengo claro que hubiera seguido al resto de la población, porque actuaron con mucha serenidad y demostraron estar muy bien informados».

SI QUERÉIS VER LA NOTICIA EN SU CONTEXTO: http://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/ZA014687F-D7B3-1945-4C4381758C5B2C64/20150918/temblor/primera/persona

UN FAMOSÍSIMO CAFÉ EN LO MEJOR DE MADRID REGENTADO POR UN GUERRERO, JESÚS…

Nuestro primo Jesús de la rama guerrera del tío Ángel, regenta un precioso café muy famoso por su decoración, tanto es así que ha sido utilizado como decorado para varias películas, televisión, spot publicitarios, etc… También apareció en el programa de La Sexta “Bares que lugares”, Jesús era entrevistado sobre las características de su café.